Hallazgo podría cambiar ideas sobre antiguos roles de género

Hallazgo podría cambiar ideas sobre antiguos roles de género

Un grupo de arqueólogos que realizaba excavaciones en un complejo funerario con 3.000 años de antigüedad en el suroeste de España ha hecho un descubrimiento reciente que podría tener un impacto significativo en nuestra comprensión de los roles de género en la antigua sociedad ibérica.

Durante las excavaciones en Las Capellanías, en Cañaveral de León (Huelva, suroeste de España), los arqueólogos encontraron una inusual losa de piedra, también conocida como estela, junto a restos humanos incinerados. La representación en la losa funeraria muestra a una figura destacada con un tocado y un collar, además de dos espadas y genitales masculinos.

Este hallazgo contradice la mayoría de los ejemplos previamente descubiertos, ya que los tocados y collares suelen asociarse comúnmente con formas femeninas, mientras que la presencia de armas como espadas generalmente denotaría a un guerrero masculino.

ROLES MÁS FLUIDOS

Los investigadores, entre ellos los de la Universidad de Durham en el Reino Unido, sostienen que esta iconografía es inusual y pone en tela de juicio las ideas previas sobre la naturaleza de las élites sociales en esta región de Europa hace unos 3.000 años, demostrando que los roles sociales no estaban restringidos a un género concreto.

«La estela 3 de Cañaveral de León cambia todo esto», afirman los investigadores en un comunicado del 4 de octubre. «Combina rasgos de los tipos ‘tocado’ y ‘guerrero’, mostrando que los roles sociales representados por estas iconografías estandarizadas eran más fluidos de lo que se pensaba», agregan.

Las excavaciones en el yacimiento comenzaron después de que unos trabajadores de la carretera encontraran una estela durante unas obras en 2018, según informó El País a finales de septiembre. Posteriormente, en 2022, los investigadores descubrieron la necrópolis de la que procedía la estela y, en uno de los túmulos, hallaron una segunda estela.

Ahora, este nuevo hallazgo, codirigido por la arqueóloga de la Universidad de Durham, Marta Díaz-Guardamino, es la tercera estela encontrada en el yacimiento y la primera con la única representación iconográfica.

Los investigadores creen que la ubicación de Las Capellanías también es significativa, ya que podría haber sido una ruta que conectaba importantes cuencas fluviales del sur de España, sugiriendo que las estelas podrían haber servido como marcadores territoriales además de tener una función funeraria.