Las claves para terminar con el SIDA que deberían estar al alcance de todos

Las claves para terminar con el SIDA que deberían estar al alcance de todos

En el marco del Día Mundial del Sida, Fundación Huésped lanza la campaña “VIHgente, la respuesta es hoy” con el fin de dar cuenta de que el VIH sigue siendo una problemática actual.

A 40 años de los primeros casos detectados de VIH en el mundo, a pesar de contar con las herramientas para terminar con la epidemia de Sida, en Argentina los datos se muestran estables hace más de una década.

Gracias a los avances científicos, la implementación de políticas, planes y programas, el activismo de la sociedad civil y los logros en materia de derechos humanos, se cuenta con más y mejores estrategias para controlar al virus. Sin embargo, la agenda del VIH sigue vigente con nuevos desafíos y la persistencia del estigma, la discriminación y la violación de derechos.

En el marco del Día Mundial del Sida, Fundación Huésped lanza la campaña “VIHgente, la respuesta es hoy” con el fin de dar cuenta de que el VIH sigue siendo una problemática actual. “Argentina cuenta con test y tratamiento para el VIH gratuito y universal. Son dos herramientas fundamentales para dar respuesta al virus”, declaró Pedro Cahn, director científico de Fundación Huésped.

Cahn agregó que el pilar fundamental de las estrategias para terminar con la epidemia es que las personas puedan conocer su serología para luego acceder a un tratamiento que les permita mantener una buena calidad de vida. Además explicó que “a esto se suma que sabemos que indetectable es igual a intransmisible, es decir, que una persona en tratamiento que mantiene su carga viral indetectable de manera sostenida no transmite el virus por vía sexual”.

Frente a esto surge un gran interrogante: cómo todavía alrededor de 2 de cada 10 personas que viven con VIH no lo saben. El director científico de Fundación Huésped responde: “Es necesario que los servicios de prevención y tratamiento del VIH estén al alcance de todas las personas. Para eso, debemos superar las barreras de acceso, así como el estigma y la discriminación”.

“Tenemos que fortalecer las políticas públicas para implementar a gran escala la Profilaxis Pre Exposición (PrEP), garantizar el acceso a la educación sexual integral en todas las escuelas del país y generar estrategias innovadoras, como la posibilidad de que las personas se realicen el autotest de VIH en sus casas, algo que la Organización Mundial de la Salud recomienda en sus guías desde 2016 como una política valiosa para favorecer el acceso al testeo y al tratamiento”, declaró Zulma Ortiz, directora de investigaciones de Fundación Huésped.

Algo que ya se había recomendado en la declaración de la Reunión de Alto Nivel sobre el VIH/ SIDA en el marco de Naciones Unidas. Además del testeo y el tratamiento oportuno es importante sumar estrategias de prevención combinada centradas en aquellas personas que se encuentran en especial riesgo de contraer VIH.

“Si algo aprendimos en estos 40 años es que la epidemia del VIH no hace más que reproducir las desigualdades preexistentes: económicas, sociales y culturales. No podremos controlar el VIH sin hacer frente a las inequidades. Sobre todo, de aquellas poblaciones más afectadas por el virus. Nos urge tomar las medidas políticas, económicas y sociales necesarias para proteger los derechos de todas las personas y, en especial, de aquellas menos favorecidas. Como también, hacer frente al estigma y la discriminación que aún afecta a muchas personas. La respuesta es hoy”, advirtió Leandro Cahn.

¿Cómo se transmite el VIH?
El VIH se encuentra en la sangre, el líquido preseminal, el semen, los fluidos vaginales y la leche materna. El VIH se transmite a través del contacto de estos fluidos con las mucosas o el torrente sanguíneo de otra persona.

Desde la Fundación Huésped explican que las vías de transmisión comprobadas son pocas y bien definidas:

Vía sexual: por relaciones sexuales vaginales, anales u orales, entre personas del mismo o diferente sexo sin protección. El paso del virus en las relaciones sexuales se realiza a través de las lesiones o heridas microscópicas que se producen durante la penetración y otras prácticas sexuales, por donde los fluidos de quien tiene el virus ingresan al cuerpo de la pareja. El 90% de las transmisiones de VIH se producen por vía sexual. Aunque en menor medida, el sexo oral también es una práctica de riesgo, por lo que debe practicarse con un campo de látex.
Vía sanguínea: por contacto con sangre al compartir jeringas o canutos para el uso de drogas o cualquier otro elemento cortante o punzante. Aunque en Argentina ya no se conocen casos, puede transmitirse a través de la transfusión de sangre no controlada.
Vía perinatal o vertical: de la persona gestante al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia. Es la principal vía de transmisión del VIH en niños. De no recibir el tratamiento y atención médica adecuada, una persona con VIH tiene un 30% de posibilidades de dar a luz a un bebé con VIH. Con tratamiento y atención médica, el riesgo de transmisión del virus al bebé es casi nulo.
¿Cómo se previene?
Vía sexual: se previene con el uso del preservativo de manera correcta y consistente, es decir, durante toda la relación sexual ya sea vaginal, anal u oral. Cualquier otro método anticonceptivo no previene el VIH.
Vía sanguínea: se previene evitando el contacto con sangre. Para eso, es necesario no intercambiar o compartir agujas ni jeringas. También se sugiere controlar que todo procedimiento que incluya algún corte o punción (pinchazo) sea realizado con material descartable o esterilizado, como es el caso del dentista, manicura, tatuajes o prácticas médicas. Por último, evitar el contacto con sangre o utilizar guantes de látex.
Vía perinatal o vertical: se previene controlando los embarazos. Se recomienda que toda mujer embarazada se realice el análisis de VIH durante el primer trimestre. Si el resultado es positivo, se debe comenzar el tratamiento, seguir las indicaciones médicas y suspender la lactancia materna. Así, las posibilidades de transmitir el virus al bebé son casi nulas. Es recomendable que la pareja también se realice el test, y en el caso que sea positivo usen preservativo para evitar la infección de la persona embarazada y su posterior transmisión al bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *