Golpe brutal al playero correntino: evoluciona favorablemente mientras se espera que finalmente se entregue el agresor

Golpe brutal al playero correntino: evoluciona favorablemente mientras se espera que finalmente se entregue el agresor

El adolescente de 17 años tiene pedido de captura por golpear y dejar inconciente a Arturo López (66). Este lunes se reunirá con su defensor, que amenazó con renunciar si el joven no se entrega.

El adolescente de 17 años que golpeó brutalmente al correntino Arturo López (66), el encargado de un estacionamiento en el microcentro porteño, decide por estas horas si se entrega o no a la Justicia, que emitió una orden de captura en su contra. Este lunes se reunirá con José Pereyra, su representante legal, a quien le comunicará su resolución. El abogado adelantó que renunciará en el caso de que el joven opte por seguir prófugo.

La jueza Carla Cavallieri, a cargo del caso, autorizó el viernes el pedido de detención, que había hecho el fiscal de menores Mauro Tereszko. El fiscal estableció que existía riesgo de fuga y que, en base a la evolución médica de Arturo López, el adolescente podría ser imputado por los delitos de lesiones graves, gravísimas o tentativa de homicidio.

El abogado del adolescente relató a Clarín que el viernes por la tarde había programado la presentación del menor, pero la orden de detención modificó los planes.

«Provocó un shock en los padres del chico, quienes decidieron esperar hasta el lunes», dijo Pereyra y siguió: «La decisión de los padres chocó con mi posición que era ponerlo a derecho de manera urgente. Y si mañana no se entrega, no puedo continuar y les dejo vía libre. Estamos así hasta ahora».

La agresión sufrida por Arturo López ocurrió el viernes 19 de noviembre, cuando el joven junto a su madre y sus hermanos fueron a retirar un auto de la playa de estacionamiento donde López trabaja, en Moreno al 800, y descubrieron que tenía un rayón.

La madre del adolescente le reclamó al cajero del garaje y López apareció para interceder. Durante la discusión, el joven se puso en el medio, entre su madre y López, y a él le dio una trompada en la cabeza, dejándolo inconciente y provocándole dos hemorragias cerebrales.

La salud de Arturo, el playero correntino brutalmente agredido en CABA

De acuerdo al último parte médico, Arturo López evoluciona en forma favorable y sus progresos generan esperanzas de recuperación en su familia, aunque el pronóstico sigue siendo crítico.

«Hoy (por este domingo) ha evidenciado apertura ocular y tiene respuesta a estímulos dolorosos», dijo el médico John Lambis al comunicar el estado de salud de su paciente a los medios. «De momento el pronóstico es reservado, pero vamos viendo día a día la evolución clínica y neurológica. Continúa en terapia intensiva», agregó el médico de la clínica Iteba, donde López está internado desde hace ocho días.

Lambis también detalló que López «esta un poco confuso, dice pocas palabras con un lenguaje incomprensible» y que «en las tomografías se observa una reabsorción del sangrado».

«En una situación tan crítica, cualquiera leve mejoría nos ayuda a seguir», dijo Agostina, una de las hijas de López a este diario. «Pero al mismo tiempo, los médicos nos explican que el peligro no desapareció. La situación dentro de su cabeza sigue siendo muy delicada. Nos tenemos que conformar con que no empeoró».

Este domingo, además de pasar horas en la clínica donde su padre está internado en terapia intensiva, Agostina, junto a su hermana y su madre, seguían las novedades judiciales. «Yo me levanto y lo primero que pregunto es si llamaron de la fiscalía. Si hubo alguna novedad con el chico este. Es muy duro estar preocupada en forma constante por mi papá y en simultáneo no dejar de preguntarme qué será de la vida del chico, si se entregará o no, si nosotros tendremos justicia o no».

La mayor parte del tiempo Agostina se siente presa de sus pensamientos: «Creo que estoy en estado de shock, de trauma», dijo. «Fue muy difícil para mí ver los videos. Yo me quiero dormir y las imágenes se me aparecen una y otra vez».

«Yo nunca le diría a una jueza cómo actuar. Nosotras lo único que queremos es Justicia, la pena que le corresponda. Él (por el agresor) es menor, pero tiene 17 años, tiene una edad por la que es punible bajo un régimen especial. No es un nene de 10. Puede votar, manejaba un Mercedes Benz, se tiene que hacer cargo de lo que hizo».

Agostina también advirtió que hasta el momento ningún integrante de la familia del agresor se puso en contacto con ella, su hermana o su madre (ex pareja del playero) para brindar sus condolencias.

«No tuvimos ningún llamado de ellos, ya ni sé si lo quiero tener. Para lo único que se comunicó el padre es ese viernes, que el padre preguntó al garage por qué no podía sacar sus autos, que eran su propiedad privada y que tenía el derecho de retirarlos», afirmó.

Por el momento, los dos vehículos de la familia del agresor secuestrados fueron de alta gama, uno de la marca BMW y el otro, Mercedes Benz.

La hija del playero también contradijo las palabras del abogado de la familia del agresor, que había sugerido que Arturo López les había propinado un insulto, debido a la pertenencia de esa familia a la comunidad gitana.

«Mi viejo sería incapaz de decirle algo a alguien debido a su origen. Nunca tuvo problemas con nadie, ni en su vida personal ni en la profesional. Por suerte tuvimos una testigo, que escuchó toda la charla y afirmó que mi papá trataba de calmar a la madre del agresor, que estaba muy alterada», afirmó Agostina.

«Es un pendejo de mierda y es un cagón. Nos arruinó la vida (…) Este pibe tenía ganas de pegarle a alguien y esperó a que me viejo se pusiera a hablar con su madre para pegarle una trompada», completó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.