Le dijeron que su bebé había muerto, lo encontraron vivo en la morgue y falleció cuatro días después

Le dijeron que su bebé había muerto, lo encontraron vivo en la morgue y falleció cuatro días después

El recién nacido llamado Jesús Sebastian finalmente murió este lunes por la noche tras varios días de luchar por su vida tras estar sin oxígeno y en una fría plancha de la morgue por cuatro horas

El lunes por la noche falleció Jesús Sebastián, el recién nacido que la semana pasada había sido enviado a la morgue por personal del Hospital General de Zona (HGZ) número 16 del IMSS de Torreón, Coahuila pese a que aún contaba con signos vitales.

Su abuela confirmó la muerte del bebé y señaló que están a la espera del cuerpo así como del documento oficial en el que se identifican las causas que provocaron la muerte del pequeño que nació el pasado miércoles a las 23 semanas de gestación.

Fue la pasado miércoles cuando la confusión invadió a unos padres después de que les hubieran informado que su bebé nació muerto e incluso fue enviado a la morgue. Pero horas después, el recién nacido fue encontrado vivo y respirando.

Todo sucedió en la Clínica 16 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Torreón, en el estado de Coahuila. Daniela Hernández había sido ingresada en este hospital desde la semana pasada, debido a que presentaba una amenaza de aborto a los seis meses de su embarazo.

Daniela se mantuvo en cama y bajo cuidados durante varios días, pero el día de ayer comenzó su trabajo de parto. No obstante, los médicos le informaron que su bebé había nacido muerto.

Ella insistió en que vio al pequeño moverse, pero los doctores le indicaron que esto se podría dar debido a un reflejo posterior a la muerte, por lo que decidieron llevar al bebé a la morgue.

De acuerdo con medios locales, pasaron cuatro horas del nacimiento y los familiares ya habían procedido a firmar el acta de defunción e incluso ya tenían los servicios funerarios. Sin embargo, insistieron en ver al pequeño una vez más.

Al llegar a donde el pequeño se encontraba, los encargados del depósito de muertos se dieron cuenta de que todavía respiraba por lo que le aplicaron maniobras de rescate.

Según lo reportado por medios locales, el pequeño se encuentra estable y está recibiendo atención médica en la misma clínica donde nació.

Por su parte, el IMSS dio a conocer a través de un comunicado que lanzaría una investigación por el presunto caso de negligencia médica. Además, el doctor Leopoldo Santillán Arreygue, titular de la Oficina del instituto informó que se hará una revisión de protocolos y se deslindarán responsabilidades sobre estos hechos. De encontrar irregularidades en el proceso, se emitirán sanciones contra los culpables de haber dejado al bebé sin sábanas ni oxígeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.