Declararon inocente a una correntina detenida con Nahir Galarza en Entre Ríos

Declararon inocente a una correntina detenida con Nahir Galarza en Entre Ríos

Se trata de una mujer oriunda de Paso de los Libres y ordenaron su inmediata libertad. Otra correntina recibió una condena severa y deberá pagar una multa de más de 200.000 pesos.

Una correntina, que comparte en Entre Ríos la prisión donde Nahir Galarza cumple condena por el crimen de su novio, fue absuelta ayer en un juicio por narcotráfico en el que estaba acusada de proveer droga a una red liderada por un capo declarado reincidente. Asimismo, otra mujer de Corrientes fue condenada.

El Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, absolvió a la correntina de Paso de los Libres Claudia Elodia “Lili” Méndez (49) en el juicio por contrabando de droga seguido a una banda liderada por un capo narco que purga otras condenas por el mismo delito, llamado Pedro “Pity” Arrúa (58).

La otra correntina implicada en el caso es Marisa Figueiredo (46), quien fue condenada a seis años y cuatro meses de prisión, así como al pago de una multa de 202.500 pesos, tras ser declarada partícipe secundaria del delito de organización de tráfico de estupefacientes, agravado por la cantidad de personas intervinientes.

Como jefe de la banda fue declarado “Pity” Arrúa, sentenciado a 13 años de prisión, determinado como reincidente y obligado a pagar una multa de 900 mil pesos.

Sobre la absolución de la correntina, su abogado defensor, Jorge Barboza, declaró que “se ha podido demostrar la ajenidad de Méndez a los hechos por los que fue acusada; debemos recordar que fue incluida en esta investigación por los dichos de una supuesta imputada colaboradora que, acogiéndose a los beneficios de la ley, dijo que Méndez era la proveedora de esta organización sin que haya existido otra prueba autónoma amén de esta declaración”.

“No hubo algo que demuestre o apoye esa declaración y esa orfandad probatoria y ante la imposibilidad de los investigadores de asegurar que Méndez era efectivamente la persona que proveía estupefacientes a esta organización, al tribunal no le quedó otro camino que, mediante el beneficio de la duda, absolverla”, añadió Barboza.

Los demás acusados fueron la esposa de Arrúa, Carla Mariana Ríos, condenada a cuatro años de prisión y multa de 162.000 pesos; su hijo Franco Arrúa, absuelto; los hermanos Lecumberry, Leonardo Sebastián, condenado a seis años de prisión y multa de 243.000 pesos, y María Paola, a seis años e igual multa, y Adriano Yannick Cáceres, sobrino de “Pity”, con sentencia a seis años de prisión y una multa de 243.000 pesos.

Mónica Alejandra Lecumberry fue absuelta, en tanto que fueron declarados en rebeldía y con orden de captura Julieta Giménez, Nidia Segovia y Jorge Sebastián Cáceres.

Los jueces del tribunal, Mariela Rojas, Noemí Berros y Jorge Sebastián Gallino, orientaron el debate en el que la acusación giró en torno de la supuesta organización del traslado, distribución y venta de droga por parte de “Pity” Arrúa con la colaboración del resto de los procesados. La particularidad es que lo hacían con el principal acusado operando desde la cárcel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.